Next stop: Londres. Un té con pastas, por favor

Big Ben y parlamento

¿Habéis visto Love Actually? Estoy segura de que la conocéis, pero si no, os la recomiendo absolutamente. Y es que trata de una de las mejores comedias románticas de los últimos años, además de ser uno de mis filmes favoritos, y uno de los pocos que me gusta ver en Navidad. Está ambientada en Londres, por lo que (aunque la ciudad no sea más que un personaje secundario de la misma) la película sí que aporta breves pinceladas, tanto de determinados monumentos o lugares, como del carácter típicamente británico.

Y es que de todos, o casi todos, es conocida la fama que tienen los ingleses, quienes además de cargar con el sanbenito de la puntualidad más estricta, y su té con pastas a las cinco, también se dice que son secos, antisociales y poco comunicativos. No obstante, mi experiencia personal me demuestra lo contrario en cuanto a esto último, pues a excepción de algún individuo concreto (como siempre hay en todos los sitios), en general mi trato con la gente de allí ha sido bueno. Además, al pan, pan, y al vino, vino, ya que, igual que digo eso, también añadiré que suelen, SUELEN, ser bastante educados, y están todo el día con el excuse me en la boca…

Es conocido en Londres…

Así Londres2pues, centrémonos en esta gran ciudad cosmopolita que me tiene robado el corazón. Desde la primera vez que fui el primer año de carrera en un viaje relámpago me quedé prendada de ella: del idioma (mi primer contacto con un país de habla inglesa), de sus características casas, de sus grandes parques siempre tan verdes, de sus “mercados” tan típicos y cómo no, de su Big Ben. Uno de los imprescindibles a los que siempre me gusta ir (además en los primeros días), pues suelo tener la sensación de que hasta que no voy allí, es como si no estuviera del todo en Londres. No hay una sola vez que no me quede embobada mirándolo, así como paseando por la orilla del Támesis, presidido en ese lado por El Parlamento y en el otro por el London Eye, al que, he de confesar, no me he subido nunca. No niego que desde lo más alto sus vistas tienen que ser espectaculares, pero para seros sincera me da cierto agobio estar casi 40 minutos o una hora (tiempo medio de duración de una vuelta, me parece) encerrada en una especie de huevo transparente, y más a esa altura :S Además, el precio del ticket tampoco es que sea baratito, precisamente, aunque bueno, en Londres todo es carísimo, y es que el hecho de que sigan usando libras no nos favorece a los que tenemos euros lo más mínimo. Y ya que estamos por la zona, muy cerquita del Big Ben se encuentra la Catedral de Westminster, que no pasa desapercibida.

Anden 9 y 34 Harry Potter King Cross

Siguiendo por la zona centro se pueden ver varios sitios típicos y monumentos tan solo dando un paseo. El primero y más cerca del Parlamento es Trafalgar Square, donde, por cierto, en su día celebré la victoria de España en la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010. Y es que de aquel verano, que estaba viviendo en Londres con unos amigos, siempre recordaré dos cosas por mucho tiempo que pase: la primera es que fue la única vez que, aunque solo fuera por un par de días, hizo calor de verdad (a lo Madrid en julio, no a lo Londres en esa fecha), y pude ir con manga corta por allí (más contenta que unas pascuas); la segunda, cómo una buena parte de los españoles que estábamos en la ciudad festejamos por todo lo alto el triunfo de España en Trafalgar Square… Y eso que no soy nada futbolera, pero una buena final es otra cosa.

A tiro de piedra prácticamente, en unos 10 minutos si llega, es fácil encontrarse en Leicester Square, plaza que se caracteriza por tener varios cines y numerosos restaurantes de todo tipo. Y como en toda este área centro de la zona 1 muchos sitios están cerca unos de otros, en los alrededores podemos ver Picadilly Circus (donde se encuentra el famoso cartel luminoso y la estatua de Eros), Regent Street, Carnaby St. y Oxford St. (para compras varias), Shaftesbury Avenue (la zona de los teatros), China Town, Buckingham Palace y sus jardines… Además de otros sitios que visitar para los que sí tenéis que coger metro o bus como los almacenes Harrods, Notting Hill y Portobello (el famoso barrio de la peli y sus mercados al aire libre), London Bridge (el mítico puente) y la Torre de Londres, entre otros. ¡Ah! Y casi se me olvidaba… ¿Sois fans de Harry Potter y queréis ver un trocito del Andén 9 y 3/4? En King’s Cross Station lo encontraréis 😉

National Gallery

 

Mis sitios favoritos

Aunque Londres me encanta en su conjunto, hay tres sitios que son mis preferidos. En primer lugar, Candem Town, uno de los lugares más famosos por su mercado de tiendas tan variopinto y sus puestos de comidas de todo tipo, donde podéis degustar lo que sea con toda la tranquilidad (siempre como algo allí y al menos hasta el momento, no me ha sentado mal nada ;))

Candem Town

En segundo lugar, Hyde Park, un parque con mucho encanto y mucho verde, ideal para pasear… o por qué no, hacer un picnic, y disfrutar con amigos, o leer un buen libro. Además, en invierno ponen mercadillo navideño, Winter Wonderland, lleno de puestecitos de artesanía y comidas varias.

Hyde Park

En tercer lugar, Covent Garden, una plaza presidida por su conocidísimo mercado, llena de tiendas, puestos, pubs y restaurantes, que se caracteriza por que siempre hay artistas callejeros cantando, bailando, haciendo trucos de magia, o lo que sea que se les ocurra. Por todo ello, Covent es un lugar muy animado y con mucho ambiente casi a cualquier hora del día.

Convent Garden

¡Ah! Y si os gustan los cómics, así como el merchandising de series de tv o películas como Star Wars, no os podéis perder Forbidden Planet, una tienda que me chifla situada cerca de allí, en Shaftesbury Avenue.

9 sitios donde comer en LondresVapiano

Si hay algo por lo que no son famosos los ingleses es por su comida. Y es que quitando el famoso fish and chips (pescado congelado y empanado con patatas), el roast beef y poco más, no cuentan con una cultura gastronómica como la española (por poner un ejemplo). Eso sí, aunque son bastante limitaditos en ese aspecto, al menos es fácil encontrar gran variedad de sitios para comer todo tipo de comidas.

Si lo que os apetece son hamburguesas, y comida americana en general, tienen bastante fama Byron y Ed’s (rollo Peggy Sue o Tommy Mels), además del Shake Shack (mi favorito de los tres) y prácticamente recién llegado a la capital británica desde Estados Unidos. ¿Mejor, comida asiática? No os preocupéis. Además de los que se pueden encontrar en todo Londres, son famosos los de China Town, donde hay restaurantes muy buenos como el Royal Dragon. -Como curiosidad, os diré que algunos locales de la zona me resultaron chocantes por tener patos laqueados colgados en el escaparate-. ¿Otro asiático recomendable? El Wagamama, que ofrece gran variedad para elegir; aunque, personalmente me quedo con las sopas de noodles 😛 ¡Me encantan!

Y si Sopa noodles wagamamaestos no os han convencido, os recomendaré alguno más: italiano, portugués y mexicano. Procedente de la Bella Italia, la cadena que lleva este nombre, que no está nada mal, y otro sitio mucho más cuqui que os encantará sin duda, llamado Vapiano. Procedente de mi país vecino, el portugués Nando’s, especializado en platos en los que el pollo es el ingrediente estrella. Y Por último, el mexicano Wahaca. No olvidéis pedir los nachos con guacamole y salsa de tomate… ¡están de vicio!

Para concluir con las comidas, un postrecito no viene mal… o si os habéis quedado llenos por qué no, una merienda. Si estáis paseando por el Big Ben, nada más salir de la estación de metro de Westminster, hay un puestecito que prepara unas crêpes de Nutella que están de rechupete 😛

Una de museos, por favor

Por último, por si tenéis la espinita clavada con los museos, os voy a destacar tres. (No obstante, hay algunos más por si os apetece visitarlos). 

LONDON BRITISH MUSEUM_3

El Museo Británico está compuesto por distintas colecciones procedentes de todos los continentes. No obstante, la palma se la lleva la sección de Egipto, cuya colección la convierte en una de las más importantes del mundo. Aunque el museo es sublime en su conjunto, destacaré La Piedra de Rosetta, las momias egipcias y la Cabeza del caballo de Selene (diosa lunar), procedente de los frontones del Partenón.

La National Gallery, por su parte, es uno de los museos más importantes de Londres (como el primero que os he nombrado). Situado en Trafalgar Square, cuenta con valiosísimas pinturas europeas de los siglos XIII al XX. Mis favoritas, El matrimonio Arnolfini de Van Eyck, y Los girasoles de Van Gogh. Podría pasarme horas mirándolos…

Por último, el Madame Tussauds, que es el famosísimo museo de cera. A pesar de que el precio de la entrada no es barato, sin duda merece la pena, pues además de que las figuras (en su mayoría) se parecen muchísimo a los originales, se pueden tocar y hacerse fotos con ellas. Asimismo, cuenta con un pasaje del terror y con una mini atracción que hace un recorrido por su historia… Así que ya sabéis 🙂

Momia museo británico     Madame Tussauds Spiderman

Por todo ello, y dejando a un lado la comida y el tiempo, Londres es, sin duda alguna, mi ciudad. La primera en la que viví yo sola, y en la que descubrí que es totalmente cierto que “cuando se está cansado de Londres, se está cansado de la vida; pues en Londres hay todo lo que la vida puede ofrecer.” (Samuel Johnson)

Anuncios

4 comentarios en “Next stop: Londres. Un té con pastas, por favor

  1. Hola Laura, sin duda lo de viajera lo llevas en el ADN. He visitado en varias ocasiones Londres pero siempre de paso, corriendo y por motivos de trabajo y no de placer. Leyendo tu post me doy cuenta de las posibilidades tan interesantes…. imperdonable. ¿Sabes donde me pasaba las horas muertas? En el mercadillo de Portobello: las antigüedades me pierden. Hay cosas en las vida que uno debe hacer, sin duda que una de ellas es visitar Londres. ¡¡¡A por ello!!!

    Me gusta

    • Muchas gracias, Gemma, y perdona por el retraso en contestar. Sí, la verdad es que me encanta viajar y cada vez más 🙂 Una lástima que no hayas tenido tiempo de disfrutar de Londres, porque cuenta con un sinfín de opciones y rincones que visitar que estoy segura de que te encantarían. Así que te animo a ello cuando puedas. ¡Ay, Portobello…! Tiene muchísimo encanto ese mercadillo.
      Muchas gracias de nuevo por tu comentario y feliz año!!! Un besazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s